Miguel Lorente: “el machismo ha cambiado para seguir igual”

febrero 23, 2018

Según Miguel Lorente, no puede ser que, según el CIS, sólo un 1 % de la población esté preocupada por la violencia de género, cuando se asesinan 60 mujeres cada año y tenemos 600.000 mujeres maltratadas

Miguel Lorente es médico forense, profesor de la universidad de Granada y exdelegado del Gobierno en violencia de género, durante su conferencia «Me remito al mito: normalidad y violencia de género», organizada por la Dirección Insular de Igualdad y que forma parte de la campaña «Estimar no es controlar».

Miguel Lorente inició la lucha contra la violencia machista a final de los 80, cuando, como médico forense, observó de primera mano la situación de muchas mujeres maltratadas por sus parejas en silencio y culpa. La culpa, según Lorente, es la arma que se ha utilizado para mantener a las mujeres ligadas a los maltratadores. «Es por culpa mía que se pone violento»; «si yo cambio, todo irá mejor»; «somos una mala pareja, porque le hago infeliz…», todos estos pensamientos son una trampa que no deja ver que el problema real es el machismo. Lorente explica que había mujeres que lo iban a ver y le decían «mi marido me pega lo normal, pero hoy se ha pasado y, por eso, vengo a denunciarlo.»

Desde entonces, Lorente se convirtió en un traidor de la sociedad machista, como le gusta autodenominarse. «Podemos ver la construcción cultural machista en que vivimos en la violencia de género, cuando las mismas víctimas encuentran que es “normal” o que entienden que los “celos es amor”. De este modo no sólo no se cuestiona la violencia, sino que se justifica, Miguel Lorente 2porque es “amor”», comenta Miguel Lorente durante la conferencia, en la cual reflexiona sobre la construcción de la realidad a partir de los mitos y estereotipos, sobre todo los mitos del amor romántico, porque forma parte de la base de las relaciones de pareja, y que después introducen la violencia y el control. «El amor todo lo puede, por amor lo dejo todo…», esta cultura del mito del amor romántico afecta a los hombres ya  las mujeres, pero desarrollan roles diferentes; mientras la mujer tiene que adoptar un rol de sometimiento y obediencia, el hombre adopta un rol de poder y protección.

El mito del amor romántico y sus trampas es desde hace dos años la temática de la Dirección Insular de Igualdad del Consell de Mallorca, con las campañas que se hacen por San Valentín, aprovechando que el amor durante unos días está muy presente en la sociedad. «Estimar no es controlar» es el mensaje que se ha querido difundir este año y la conferencia de Miguel Lorente, que ayer llenó la sala del Centro Cultural Sa Nostra, ha formado parte, con la asistencia de un público heterogéneo, donde muchos de los hombres quisieron conocer su visión. Nina Parrón, directora insular de Igualdad, fue la encargada de abrir el acto, reflexionando sobre la necesidad que las instituciones sigan trabajando por una sensibilización de la sociedad y por una educación de las nuevas generaciones en materia de igualdad y contra la violencia de género.

Para avanzar hacia la igualdad de la sociedad española, Miguel Lorente lo tiene muy claro, «se consigue cambiar las referencias de la sociedad y hacemos pasos adelante hacia la igualdad, pero lo estamos consiguiendo porque lo están haciendo las mujeres, no porque los hombres participen suficientemente en este cambio. Esta situación la denominamos “transformación asimétrica”. Esto se debe al hecho de que el machismo ha cambiado para quedarse igual, adaptándose a la nueva realidad y modificando los mensajes rancios, que ya no son aceptables por la sociedad, por mensajes que crean confusión y alejan a la sociedad del debate real.»

De este modo, según Lorente, se está viviendo una época de machismo exhibicionista, que intenta influir en la sociedad y que también afecta a los jóvenes; puesto que, según la creación de la identidad, ser hombre es no ser mujer, pero, que pasa si la mujer, gracias a la lucha feminista, está cambiando y ya no es aquella mujer con la cual se comparaba? Los jóvenes se sienten perdidos y sólo tienen dos opciones, transformarse con ellas o convertirse en la antítesis más radical y replegarse en una posición más tradicional y machista. Por eso, es muy importante cambiar la construcción cultural en la cual se fomenta la sociedad española y fomentarla en una igualdad real, un elemento vital para la convivencia en paz; y no hay lugar para la neutralidad y la normalización. No puede ser que, según el CIS, sólo un 1 % de la población esté preocupada por la violencia de género, cuando se asesinan 60 mujeres cada año y tenemos 600.000 mujeres maltratadas. No puede ser que se siga viendo como una cosa «normal» que 60 hombres cada año pasen de ser personas normales un día a monstruos el día siguiente.

Mata el machismo, los machistas ejecutan.

Facebook Twitter Email

Escribe un comentario

(*OPINA Y COMENTA SIEMPRE DESDE EL RESPETO. SIN INSULTOS, OFENSAS, DESCALIFICACIONES PERSONALES Y/O INJURIAS. WWW.DIARIODECALVIA.COM SE RESERVA EL DERECHO A NO PUBLICAR COMENTARIOS INAPROPIADOS, CONTRARIOS A LAS LEYES O LESIVOS. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *