Cristofer Iglesias: “Los niños tienen ganas de volver a las clases”

agosto 5, 2020

Uno de los directores de la escuela de verano DicDrac asegura que ahora los pequeños coexisten de manera más afable

 

Que este verano está siendo atípico es un hecho innegable. Toda la sociedad se ha visto afectada por la covid-19 y cada sector, a su manera, está pasando por cambios antes impensables. La vuelta a las aulas es uno de los ámbitos que más dudas despiertan, pero hay un sector muy relacionado al que no se ha dado mucha visibilidad: las escuelas de verano que, actualmente, sí están activas. Al igual que los adultos, los niños también están sufriendo las consecuencias de la pandemia y pasando por un proceso de adaptación.

DicDrac es la empresa que se encarga de las escuelas de verano en Calvià (así como también en otros pueblos), y ofrece diferentes tipos de campus. Este año el que menos afectado se ha visto por el coronavirus, al ser al aire libre, ha sido el campus deportivo. Cristofer Iglesias, director del campus que se hace en el polideportivo de Magaluf, apunta que los niños están muy concienciados y que no se toman la covid-19 a la ligera. De hecho, el director reconoce que la adaptación ha sido más difícil para los trabajadores que para los pequeños.

Primero de todo, ¿cómo habéis enfocado este verano tan atípico para compartir tiempo con los niños siguiendo las medidas sanitarias establecidas?

Este año, más que nunca, hemos tenido que estar pendientes de los cambios en relación a la normativa según avanzaban los descubrimientos del coronavirus. No obstante, la idea principal que no hemos querido perder en ningún momento ha sido la de ofrecer el mejor servicio a nuestros participantes para que puedan disfrutar del verano de la mejor manera posible. Para nosotros, como trabajadores, ha sido mucho más difícil adaptarnos a esta nueva normalidad que para los niños, que vienen muy concienciados desde sus propios hogares. 

Entonces, por lo que dices, a los niños no les ha costado adaptarse a los cambios, entienden la situación y se portan bien…

Nuestros participantes tienen conocimientos más que suficientes sobre cómo se debe actuar en esta pandemia. En cierto modo, podríamos decir que incluso están sobreinformados. Ha resultado muy sencillo seguir medidas como el uso de mascarillas en ciertos momentos del día (principalmente en los de mayor afluencia de personas o en aquellos en los que no se puede mantener la distancia de seguridad) o el lavarse las manos con mayor frecuencia. 

Y en cuanto a los padres, ¿qué reacción han tenido? ¿Han seguido apostando por llevar a sus hijos al campus a pesar de las circunstancias o ha habido muchas bajas este verano?

Los padres han mostrado interés en saber cómo íbamos a organizar y llevar a cabo las escuelas de verano. Uno de los puntos que más nos han ayudado a poder seguir con las normas adecuadas es que han estado remando a favor siempre. En cuanto al número de participantes, sí es cierto que se reducido. Probablemente sea debido a la problemática que vivimos aquí en las Islas, pues un porcentaje muy alto de padres se dedica al sector turístico o a empleos relacionados directamente con dicho sector. 

¿Nos podrías contar qué hacían los niños en el campus un día cualquiera antes de la llegada del coronavirus y qué hacen ahora en la nueva normalidad?

Los niños probablemente no hayan notado grandes cambios, pero durante este verano hemos tenido que cambiar muchas cosas en relación a nuestra forma de trabajar. El material ha de ser desinfectado antes y después de su uso por cada monitor (tanto el deportivo como el de manualidades), utilizamos espacios destinados a grupos concretos que no pueden utilizar otros, las papeleras que utilizamos han de ser de pedal para evitar el contacto con las manos…  

¿Cuál suele ser la visión de los pequeños sobre la covid-19? ¿Has notado si les ha marcado mucho estar encerrados en casa durante meses?

La percepción de todos los niños es muy negativa y no se lo toman a broma, de hecho, alguno expresa miedo o preocupación si hablas con ellos del tema. El efecto que ha tenido el coronavirus en toda la sociedad es algo innegable. Por un lado, los niños más pequeños han tardado más en adaptarse a las rutinas de las escuelas de verano, lo cual es entendible teniendo en cuenta que no han podido salir de sus casas durante un periodo de tiempo muy largo. Por otro lado, los niños más mayores son los que más conocimientos tienen y, a su vez, los que llevan a cabo las medidas de prevención de forma correcta. Eso sí, en general, podemos decir que todos han perdido algo en cuanto a habilidades sociales se refiere. Han tenido que volver a empezar a socializar de otra forma distinta a la que conocían hasta el momento.

Hay un debate abierto en torno a la vuelta al cole de este año… ¿Los niños tienen ganas de volver a las aulas? ¿Los padres os han pedido que los preparéis para ello?

Los niños tienen ganas de volver a las clases. Es su entorno de socialización más potente y se les ha privado de algo que forma parte de la naturaleza humana y que necesitan: el poder socializar con iguales. Los padres entienden el estado de incertidumbre en el que nos encontramos y, como todos, no las tienen todas consigo de que en septiembre se vaya a poder volver a las aulas, al menos de la forma en la que concebíamos antes las escuelas. 

Sabemos que en DicDrac ofrecéis tres tipos de campus: los deportivos, los lúdicos y los New Age para aprender inglés. ¿Cuál de estas modalidades solía tener más éxito y cuál ha contado con más bajas este año debido a la pandemia?

Normalmente la demanda de los tres tipos de modalidades está a la par. Dependiendo de las necesidades de los participantes los padres eligen uno u otro. Este año el que menos se ha visto afectado han sido las escuelas de verano en polideportivos. Los padres han valorado mucho el hecho de que gran parte de las actividades se hagan al aire libre. 

Asimismo, también colaboráis con los Servicios Sociales para integrar a niños y jóvenes en situación de riesgo de exclusión social. ¿Cómo enfocáis su trato y cómo responden ellos? ¿Habéis realizado cambios en el proyecto este año al haber mayor aprensividad por el miedo al contagio?

Seguimos trabajando para dar respuesta a las necesidades de todos nuestros participantes, por lo que aquellos que tienen alguna necesidad más específica se les ha seguido ofreciendo el soporte más adecuado. Estos niños se han adaptado de la misma forma que el resto y el único cambio en relación a otros años ha sido el tipo de seguimiento que realizamos de manera conjunta con los Servicios Sociales, que hemos procurado que se realice de manera telemática. 

En cuanto a los profesionales que trabajan en DicDrac, ¿qué requisitos deben presentar? ¿Habéis añadido alguno este 2020?

Nuestros profesionales cuentan con las titulaciones requeridas por la Conselleria de Educación: titulación de monitor y/o director de tiempo libre, graduado en magisterio de educación primaria o infantil, TAFAD, CAFYD… Además, cada año todos nuestros trabajadores realizan un curso de formación de prevención de riesgos laborales antes de comenzar a trabajar. Este año ha estado muy enfocado a las medidas contra la covid-19. 

¿Habéis podido contar con el mismo número de trabajadores o lo habéis reducido por la situación?

Como cualquier otro sector, las actividades de tiempo libre se han visto afectadas por el coronavirus y, este año, no hemos podido contar con el mismo número de trabajadores que en temporadas anteriores ya que, paralelamente, el número de participantes también se ha visto reducido. 

¿Qué cosas dirías que han aprendido o van a aprender los niños este año en vuestros campus que otros veranos no les tuvisteis que enseñar?

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es que el nivel de conflictos (desde un punto de vista infantil y de poca trascendentalidad) se ha visto reducido. Los niños solucionan sus problemas de una manera más rápida y su forma de coexistir es mucho más afable hacia el resto de compañeros. Creo que han aprendido a relativizar más el valor de los “problemas” que viven.

Facebook Twitter Email

Escribe un comentario

(*OPINA Y COMENTA SIEMPRE DESDE EL RESPETO. SIN INSULTOS, OFENSAS, DESCALIFICACIONES PERSONALES Y/O INJURIAS. WWW.DIARIODECALVIA.COM SE RESERVA EL DERECHO A NO PUBLICAR COMENTARIOS INAPROPIADOS, CONTRARIOS A LAS LEYES O LESIVOS. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *