Irene Garneria: “La cuenca mediterránea es una de las reservas de vida animal y vegetal más ricas y amenazadas del planeta”

agosto 13, 2020

La bióloga técnica del Servei de Protecció d’Espècies de la Conselleria de Medi Ambient resalta la importancia de la biodiversidad de las Islas Malgrats

 

Las Islas Malgrats, pertenecientes al municipio de Calvià, se encuentran en frente de la bahía de Santa Ponça. Este paraje está compuesto por dos islotes, el más grande se bautizó con el nombre de Es Malgrat y, el más pequeño, se suele llamar Ses Rates des Conills o d’Enmig. Muchos isleños no conocen las Malgrats pero es un lugar único en el que se puede disfrutar de la naturaleza en estado salvaje, de la pesca responsable y de múltiples actividades deportivas. No obstante, por encima de todo, estas islas son una reserva natural y marina de gran valor tanto ecológico como pesquero.

Desde Diario de Calvià, conversando con Irene Garnería, bióloga técnica del Servei de Protecció d’Espècies de la Conselleria de Medi Ambient i Territori, y Antoni Maria Grau, biólogo y jefe del Servei de Recursos Marins de la Conselleria d’Agricultura, Pesca i Alimentació, hemos querido averiguar qué especies (ya sean terrestres o marinas) esconden las Islas Malgrats. También hemos abarcado el tratamiento de este enclave y los hábitats que alberga teniendo en cuenta, por un lado, el desarrollo turístico y, por el otro, la vulnerabilidad del lugar. De todas formas, ambos biólogos coinciden en la espectacular belleza del anclaje y en la gran relevancia de su biodiversidad.

 

Hablaremos primero del ámbito terrestre… Irene, ¿qué es un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y por qué las Islas Malgrats lo son?
Los LIC o Lugares de Importancia Comunitaria son figuras de la Red Natura 2000, de la Unión Europea, que designan áreas de conservación de la biodiversidad. Se designan para asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y hábitats presentes en ellas contribuyendo a detener la pérdida de biodiversidad. Las islas Malgrats están incluidas en el LIC ES0000074 Cap de Cala Figuera, el cual se declaró por la presencia de distintos hábitats y especies de interés comunitario. Se trata de un lugar muy vulnerable al ser un enclave natural entre zonas densamente urbanizadas. La fauna y flora endémica de los islotes está amenazada por diversos factores como, por ejemplo, el acceso de personas a los islotes, provocando así molestias en las zonas de nidificación. La fauna endémica de Malgrats también está amenazada por la presencia de depredadores introducidos, como la rata negra.

 

¿En los ecosistemas es igual de importante garantizar la conservación de los hábitats, de la fauna y de la flora? ¿O algún factor destaca por encima del otro?
La conservación de los hábitats es fundamental para mantener la biodiversidad, hay que proteger la especie pero también el lugar en el que habita para que las medidas de conservación sean adecuadas. Por esta razón las directivas europeas protegen tanto las especies como los hábitats.

Conselleria de Medi Ambient i Territori o GOIB

¿En las Malgrats hay especies que solo se pueden encontrar allí?
En Malgrats está presente la lagartija balear, Podarcis lilfordi, con una subespecie exclusiva de estos islotes y que se conoce como Podarcis lilfordi hartmanni.

Sabemos que se protege y preserva la biodiversidad pero ¿ha habido casos en que también se haya conseguido recuperarla y restaurarla?
El Servicio de Protección de Especies tiene aprobados 22 planes de recuperación, de conservación y manejo que afectan a más de 50 especies. A modo de ejemplo, se podría hablar de la recuperación del ferreret, especie descubierta en 1980, la cual solamente se encuentra en Mallorca. Hace más de 30 años que se llevan a cabo acciones de conservación como la eliminación de depredadores, acciones en los puntos de cría para garantizar que tengan agua todo el año, creación de nuevos puntos de cría o recuentos anuales, siendo una de las pocas especies de anfibios que ha mejorado su estado de conservación (de críticamente amenazado a vulnerable). Otro ejemplo de éxito sería el del milano real, especie catalogada en peligro de extinción que experimentó un retroceso muy importante en los años 90 y que en las últimas décadas se ha recuperado satisfactoriamente.

Por otro lado, estas islas también son una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). ¿Qué características presenta la avifauna amenazada de extinción en esta localización?
En los islotes hay presencia de colonias de cría de aves marinas protegidas como el cormorán moñudo, la pardela cenicienta o la Pardela Balear, ave que únicamente nidifica en las Islas Baleares y que se encuentra en peligro crítico de extinción. También nidifican el halcón peregrino y el cernícalo común. 

¿Por qué las aves del territorio europeo son reconocidas como patrimonio común para la UE? ¿Hay otros tipos de animales que también lo sean?
Las aves que viven en estado salvaje en la Unión Europea son, en gran parte, migratorias; por lo que no se pueden considerar patrimonio de un territorio concreto, sino que constituyen un patrimonio común. La protección de las aves es una tarea que afecta a diversos países y que no entiende de fronteras. Este mismo concepto se puede aplicar a todas las especies migratorias, como por ejemplo los cetáceos marinos.

Fotografía cedida por Carlos Pache

Por lo que a las especies terrestres vulnerables o protegidas respecta, también encontramos casos en las Islas Malgrats. ¿Cuáles destacaría y por qué?
Las especies terrestres presentes en el territorio balear se pueden consultar en el visor web del Bioatles, el cual indica, para cada especie, si está catalogada o amenazada y si es endémica. En Malgrats está presente, además de las comentadas anteriormente, la salamanquesa. Entre la flora, hay que destacar Diplotaxis ibicensis, una planta de distribución mediterránea occidental, solo presente en el sur de las Baleares, incluyendo Malgrats, que en Mallorca tiene una distribución muy reducida. Las especies más relevantes son, en mi opinión, Podarcis lilfordi hartmanni, por ser exclusiva de estos islotes y la pardela balear, o virot petit, considerada el ave marina más amenazada de Europa, pues solamente se reproduce en unos pocos puntos del litoral balear. La colonia de Malgrats cuenta con unas 150 parejas que se ubican en zonas de acantilado que presentan grandes cavidades y grietas.

Sabemos que en las Islas Baleares hay más de 50 ZEPA. ¿Podemos considerarla una comunidad autónoma muy rica en biodiversidad? ¿Cree que la mayoría de los isleños no son conscientes de ello?
La cuenca mediterránea es considerada un punto caliente de biodiversidad, es decir, una de las reservas de vida animal y vegetal más ricas y amenazadas del planeta. Las Islas Baleares, al ser un ambiente insular tienen un menor número de especies, pero un alto nivel de especies endémicas y exclusivas de determinadas regiones. Al ser un destino de vacaciones, nuestros hábitats se ven cada vez más fragmentados y aislados por el desarrollo turístico y de infraestructuras. Se trabaja mucho para dar a conocer al público en general la riqueza en biodiversidad de nuestras islas. Así, el Servicio de protección de especies publica periódicamente la revista Ciberespecies, que recoge las acciones de conservación que se llevan a cabo en las Baleares con el fin de ayudar a mejorar el conocimiento de nuestras especies protegidas.

Pasamos ahora al ámbito marino… Antoni Maria, ¿nos puede explicar qué es una reserva marina y por qué las Islas Malgrats se declararon como tal?
Una reserva marina, según el Art. 4 Ley 6/2013 de pesca de les Illes Balears, es un área marina donde se limita la explotación de los recursos marinos vivos para incrementar la repoblación de alevines y fomentar la proliferación de las especies marinas objeto de explotación o proteger los ecosistemas marinos con características ecológicas diferenciadas. En el caso de las Malgrats, se declararon reserva marina porque lo solicitó el Ajuntament de Calvià en 2003 a partir de un estudio de idoneidad realizado por la Societat d’Història Natural de les Balears en el año 1994. No obstante, lo más probable es que la iniciativa inicial del Ajuntament fuera una maniobra turístico-propagandística sin contar con la opinión de los pescadores.

Antes de ser declarada reserva marina, ¿se explotaba en exceso la zona como en muchos otros sitios todavía sin proteger de las Baleares?
No lo sabemos. Simplemente, no había ningún tipo de seguimiento.

Actualmente, las 89 hectáreas de expansión de las Malgrats, ¿por quién son explotadas y bajo qué restricciones?
Las actividades reguladas en la reserva marina son: la pesca profesional de artes menores con embarcaciones adscritas a los gremios de pescadores de Palma y Andratx, la pesca recreativa desde el suelo con caña o tirado con un máximo de 3 anzuelos, la pesca recreativa desde el barco en modo volantín, en una frontera profunda y a nivel de superficie o en potera entre el 1 de octubre y el 30 de abril, el buceo deportivo con permisos individuales o colectivos con un máximo de 120 personas y otras actividades como la toma de muestras de flora y fauna marina con fines científicos.

¿Por qué razón no se llegaron a declarar parque marino donde directamente se prohíbe cualquier actividad en la zona en aras de su conservación?
Porque nunca se planteó eso. La propuesta de Calvià siempre ha tenido el interés prioritario de fomentar el buceo turístico (sostenible) y, en Baleares, el buceo está prohibido en las reservas integrales.

¿Qué especies marinas destacaría de las Islas Malgrats y por qué?
Ninguna en particular. Los fondos de las Malgrats son una buena muestra de los ecosistemas bentónicos típicos del sudoeste de Mallorca y no tienen nada de especial más allá de que, si están bien conservados (como es el caso), son de una belleza espectacular. En todo caso, se puede destacar la pradera de posidonia y los peces que habitan en ella, en particular los grandes lábridos, muy abundantes allí.

¿Y qué nos puedes contar sobre estas grandes praderas de posidonia oceánica que ahora comenta y que encontramos en estas islas?
Es difícil responder brevemente a esta pregunta. De hecho, en el año 2000, publicamos un libro de más de 80 páginas sobre ello. En todo caso, y resumiendo, se trata de un hábitat que presta unos servicios ecosistémicos impagables. Por un lado, es el origen y mantenimiento de las playas de arena blanca de las Islas Baleares, pues es el origen de todos y cada uno de los granos de arena (son caparazones de organismos que viven dentro de la pradera). También constituyen barreras vivas que frenan el ímpetu de las olas y protegen así el frente de la playa. Por otro lado, y al ser incomestible para los organismos marinos, es un productor neto de oxígeno y un sumidero de carbono que se acumula en el sedimento en forma de raíces y rizomas de la planta y queda fuera del circuito natural. Es más, tiene gran interés como zona de alevinaje y refugio de muchas especies. Sin embargo, cabe decir que su interés pesquero siempre se ha exagerado.

En el año 2007 se aprobó el hundimiento de la fragata balear, un barco de más de 133 metros de eslora que descansa a 400 metros de las Malgrats, el cual recrea un arrecife artificial que potencia el aumento de la vida marina en la zona. ¿Este barco protege, da refugio y alimenta a las diferentes especies de peces y a las praderas de posidonia oceánica?
Bueno, realmente el barco nunca se hundió y, al final, se desguazó en Cartagena. De todas formas, las estructuras sumergidas, sean o no barcos, concentran los bancos de peces en todos los lugares del mundo, siempre que estén situadas en lugares con corrientes marinas y sean estructuras tridimensionales con mucha superficie. Por ejemplo, el Caribe está lleno de plataformas petrolíferas, torres de lanzamiento de cohetes y cosas similares, hundidas por los países ribereños.

No obstante, ni los barcos ni las praderas de posidonia alimentan a nadie puesto que su misión es meramente estructural, o bien para ofrecer refugio donde esconderse o bien de superficie donde fijarse los organismos sésiles (corales, esponjas, algas, etc.). Por otro lado, se ha de decir que, a menudo, se ha abusado de los hundimientos de buques para deshacerse de ellos. Aunque este no era el caso, el tiempo ha demostrado, sobre todo en El Toro, que no hacía falta poner estructuras artificiales para conseguir concentraciones de peces extraordinarias.

Facebook Twitter Email

Escribe un comentario

(*OPINA Y COMENTA SIEMPRE DESDE EL RESPETO. SIN INSULTOS, OFENSAS, DESCALIFICACIONES PERSONALES Y/O INJURIAS. WWW.DIARIODECALVIA.COM SE RESERVA EL DERECHO A NO PUBLICAR COMENTARIOS INAPROPIADOS, CONTRARIOS A LAS LEYES O LESIVOS. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *