Loros, amigos para toda la vida

agosto 19, 2014

A la hora de elegir una mascota hay que tener en cuenta muchas cosas: el espacio que tenemos, el tiempo que podemos dedicarle y también sus necesidades. Si nos decidimos por cualquier tipo de loro (psitácidos), primero hay que encontrar un núcleo zoológico que sea criadero autorizado. En Marratxí tenemos dos buenas opciones: Loros Mallorca de Francisca Cabot y Pájaros Park Santa Maria SL, de Andreas Holderegger y su familia.

Hay tres grandes grupos de loros: los africanos (como el yaco y el yuyú), los sudamericanos (amazonas y guacamayos) y los procedentes de Oceanía (cacatúas y carolinas). Entre tanta variedad, seguro que encontramos un amigo para toda la vida.

Loros Mallorca es una empresa familiar con más de 20 años de experiencia dedicada en exclusiva a la cría y venta de psitácidos, especializados en loros grises y amazonas. “Todos nuestros pichones son criados a mano, por lo que garantizamos su total sociabilidad con sus nuevos dueños. Tenemos más de 200 parejas de aves, predominando además de loros grises y amazonas, guacamayos, ecleptus, pionus, aratingas y cacatúas. Tanto nuestras parejas reproductoras como sus crías están debidamente registradas en el SOIVRE”.

Cada ejemplar de estos criaderos lleva su anilla cerrada con marca y numeración, está registrado en el SOIVRE (Servicio Oficial de Recuperación y Vigilancia de Especies) y la mayoría son razas CITES 1 (animales protegidos y en peligro de extinción) y 2 (declarados para su cría en cautividad), y aunque los haya de libre disposición, la documentación en regla es necesaria.

Pajaros Park Santa Maria S.L es un centro de cría de loros. En nuestra colección hay más de 700 ejemplares, sobre todo hay Amazonas, Yacos, Aratingas, Pionus, Guacamayos y más de 60 especies distintas de psitácidos. También vendemos alimentos, jaulas, accesorios, libros y mucho más en nuestra tienda virtual. A parte vendemos productos para conejos, cobayas, chinchillas, hamsters y ratas”, explica Andreas. “Cada año nacen más de 250 pichones en estas instalaciones, y de ellos unos 180 son criados a mano. Nosotros criamos sobre todo Amazonas, Yacos, Pionus, Aratingas (Cotorras), Agapornis, Cacatúas y Guacamayos. Y sólo vendemos las crías que han nacido en nuestro criadero”, dice.

Papilleros y de cría natural                                                                  

Yacos, amazonas estiva, cacatúas, guacamayos o loritos del Senegal (yuyús) son, entre otras, algunas de las especies loritos papilleros que nos ofrecen. Con más de 600 parejas de cría, consiguen al año más de 300 pichones que crían a mano para que sean sociables con las personas. Además de papilleros, también tienen ejemplares de cría natural.

“Estamos hablando de animales sanos, nacidos en cautividad igual que sus padres y criados a mano. Desde el mes de marzo hasta entrado el otoño, hay que ocuparse de los pequeños constantemente, con su temperatura adecuada desde la incubadora y los nacederos hasta la ‘guardería’, donde están con sus ‘hermanos’, igual que en un nido de verdad”, explica Francisca. También aclara que deben estar estrechos para que las patas no se les deformen. “Intentamos reproducir las condiciones normales y naturales de la cría, como si estuvieran con sus padres”, dice.

Los loros son monógamos, eligen la pareja que les gusta y la mantienen de por vida. Normalmente su dueño o su dueña se convierten en ‘su pareja’. “Los psitácidos tardan entre ocho y diez años en ser reproductores, según la especie, y hay que tener mucho cuidado en no separarlos, porque seguramente no se van a aparear con nadie más”.

‘Quiéreme mucho’

A veces, por soledad, aburrimiento y falta de atención y de cariño, se arrancan las plumas y se automutilan. Un loro puede morir de pena, igual que un perro. “Ellos son muy sociables y necesitan mucha atención. Si no se la podemos procurar, lo mejor es cambiar de idea y no tener un loro”, dicen. “Nosotros intentamos saber lo que busca exactamente el comprador y explicarle lo que supone tener estas especies”.

En Internet proliferan las ofertas de parejas reproductoras y huevos “y hay que tener cuidado. Lo que la gente no sabe es que esta afición no es un chollo, no son matemáticas, la higiene ha de ser extrema y la dedicación exclusiva, y aún así es complicado vivir de esto. Los veterinarios de exóticos son caros y escasos, y un pequeño virus puede terminar con la población”, dicen. Aunque hay que tener cuidado con los productos químicos que se usan en la limpieza, ya que son tan sensibles a los olores (aerosoles, lejías, amoniaco perfumado…) como a las corrientes de aire.

En nuestro país los yacos en cautividad suelen tener celo de noviembre a abril y en los meses de junio y julio. No obstante puede aparecer comportamiento de celo en cualquier época del año. Los pollitos están preparados para abandonar el nido hacia los 80 días de edad y deben estar completamente destetados a los 4 meses. La esperanza de vida no está exactamente establecida pero puede hallarse entre los 40 y los 60 años (entre 10 y 12 las especies más pequeñas). Son animales gregarios, por lo que requieren compañía y atención por parte de los miembros de su bandada (que somos nosotros, sus propietarios).

Habladores y chilladores

Es fácil que empiecen a hablar, aunque también es fácil que griten y chillen si no les hacemos el caso que precisan. Todo es cuestión de ‘tira y afloja’ mientras nos conocemos y nos educamos (mutuamente). A partir de 200 euros podemos tener un buen ejemplar, si queremos que ya hable, entonces llegamos a los 500.

Los nuevos dueños pueden llevarse la cría cuando aún toma dos papillas al día, pero ya come sola tanto la fruta troceada como las semillas. “Si vas a tener mucho tiempo para él, no importa que la jaula sea demasiado grande, si va a pasar mucho tiempo solo necesitará más espacio y juguetes. Y con las jaulas hay que tener cuidado: que sea cuadrada (las redondas son como una cárcel), que la pintura no sea tóxica, que no puedan abrirla ni romperla y, cuando los sacamos de la jaula a la percha, vigilar que no se hagan daño. Son muy juguetones y pueden electrocutarse, cortarse o aplastarse al tirar cosas, igual que los cachorritos”, dicen.

Todos comen una mezcla de semillas, pienso y frutas, “porque tienen que aprender a comer de todo excepto perejil, aguacate, berenjena, chocolate, patatilla o frutos secos salados, frituras, café, cebolla o ajo crudo ni huesos de frutas. Sólo deben beber agua o zumos naturales, nunca alcohol, refrescos o bebidas excitantes. Pero necesitan mucha variedad, aunque ellos prefieren cacahuetes, nueces y pipas, deben comer de todo”, explican Francisca y Andreas.

Cuando el lorito llega a casa, hay que dejarlo un par de días tranquilo, sin intentar cogerlo ni sacarlo, para que se acostumbre a un clima diferente y con extraños. A menos que esté enfermo, no hay que llevarlo al veterinario hasta que se haya desestresado. Y las visitas anuales a la consulta son importantes para desparasitarlo por dentro y por fuera. “De todas maneras les encantan las duchas, y los refrescan. Nunca hay que usar jabón, pero el agua nebulizada los estimula y les encanta”.

Loros Mallorca
C/ Mallorca, 1
07141 Pòrtol
Marratxí
Francisca Cabot
636 934 101

www.lorosmallorca.com

 

 Pájaros Park Santa Maria
Andreas Holderegger
619 974 925

www.pajarospark.comUn reportaje de Blanca Garau.

Facebook Twitter Email

Escribe un comentario

(*OPINA Y COMENTA SIEMPRE DESDE EL RESPETO. SIN INSULTOS, OFENSAS, DESCALIFICACIONES PERSONALES Y/O INJURIAS. WWW.DIARIODECALVIA.COM SE RESERVA EL DERECHO A NO PUBLICAR COMENTARIOS INAPROPIADOS, CONTRARIOS A LAS LEYES O LESIVOS. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *