Millones para becas comedor y un cambio de criterios para incluir a las familias con ayudas temporales por la pandemia

septiembre 16, 2020

7 millones de euros para alumnado de la pública, la concertada y primer ciclo de educación infantil. El curso 2019/20 hubo en Baleares un total de 6.238  alumnos beneficiarios de ayudas de comedor

El conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March, acompañado de la directora general de Primera Infancia, Innovación y Comunidad Educativa, Amanda Fernández, ha presentado este miércoles 16 de septiembre las novedades de la convocatoria de ayudas de comedor para el curso 2020/21. Las ayudas de comedor tienen por objeto otorgar ayudas a los alumnos que por la situación económica familiar, por circunstancias sociofamiliares desfavorables o bien por dificultades de desplazamiento al centro escolar tengan más dificultades para afrontar el pago de este servicio. Estas ayudas se dirigen a alumnado de centros públicos, concertados y de centros de primer ciclo de educación infantil de la red pública o de la complementaria que sean usuarios del servicio de comedor el curso 2020-21. El curso pasado, 2019/20, hubo en Baleares un total de 6.230 alumnos beneficiarios de ayudas de comedor. De los cuales 3.498 fueran de centros públicos, 2.462 de concertados y 296 de centros de educación infantil. Actualmente en Baleares hay 185 centros con servicio de comedor, de los cuales 149 están en Mallorca, 13 en Menorca y 23 en Ibiza y Formentera.

La necesidad de garantizar el servicio de comedor durante el curso escolar y ampliar las becas para llegar al máximo de alumnado vulnerable ha sido una prioridad para el Govern de las Illes Balears en un momento complicado como el que se está viviendo debido a la pandemia. Ya durante el confinamiento se mantuvieron las ayudas a las familias beneficiarias a través de tarjetas prepago por una inversión total de 2.150.370 euros desde el 16 de marzo hasta día 14 de junio de 2019. Pero también se indemnizó a las empresas que se encargan del servicio de comedor, ante la suspensión de sus actividades con motivo de la declaración del Estado de Alarma con una inversión de 600 mil euros.

Ahora ya está a punto de abrirse el proceso para solicitar una beca comedor para el curso 2020/21 y 13. Este año se ha tenido mucho en cuenta la especial situación socioeconómica que se vivirá por parte de muchas familias en Baleares. Por eso se ha doblado la dotación de las becas hasta los 7 millones de euros (el curso pasado fue de 3,5 millones).

 

Evolución presupuesto ayudas comedor

Este año 2020/21 se duplica el presupuesto en comparación a las ayudas del curso anterior. En 2014 las ayudas fueron de 800.000, en 2015 incrementaron en 1.100.000. En el curso 2016/17 y 2017/18 se mantuvo el presupuesto en 2.100.000 y, al siguiente año, se amplió a 2.600.000€.

Por otro lado, este año se hace necesario incorporar criterios que contemplen la situación de las familias en el momento de la convocatoria y por tanto, se propone un baremo que pueda dar respuesta a las situaciones de vulnerabilidad de manera fiable.

Así, mientras en las convocatorias pasadas se tenía en cuenta la renta del año anterior al de la solicitud de la beca, ahora se puede optar por esta vía o por una nueva que es la de acreditar tener una situación laboral transitoria como única fuente de ingresos en el momento de la solicitud, puesto que habrá familias que tienen una renta de 2019 que no sería beneficiaria de ayudas pero que con motivo de la pandemia su beneficiarios de la prestación extraordinaria por autónomos por el Covid-19 o se trata de unidades familiares con el subsidio de desocupación o con ayudas por situaciones laborales extraordinarias derivadas del Covid-19.

Además, el curso 2020/21 los centros contarán con 190 monitores de comedor adicionales para cumplir con las medidas de seguridad que supondrán una inversión de más de 1 millón de euros.

 

Principales novedades

Las ayudas como es habitual distinguen entre beneficiarios directos (alumnado en acogida, familia víctima de violencia de género y alumnos refugiados) y el beneficiarios por baremo, que tienen que cumplir uno de los dos requisitos siguientes. Por un lado, tener una renta total familiar no superior a lo que determina la tabla calculada a partir de la IPREM. A título de ejemplo la renta más baja es la que correspondería a una familia monoparental con 1 solo hijo con una renta de 12.837,24€ y la renta más alta, 28.636,92 €, que correspondería a 3 adultos y 3 niños menores de 14 años. O, por otro lado, acreditar tener una situación laboral transitoria como única fuente de ingresos en el momento de la solicitud. En el caso de autónomos, beneficiarios de la prestación extraordinaria por autónomos por el Covid-19 y en unidades familiares con el subsidio de desocupación o con ayudas por situaciones laborales extraordinarias derivadas del Covid-19.

Para otorgar la puntuación según el baremo se tienen que tener en cuenta las condiciones socioeconómicas, las circunstancias familiares y las condiciones sociofamiliares desfavorables. En el caso de las condiciones socioeconómicas la puntuación puede ir desde el máximo de 20 puntos cuando la totalidad de ingresos de la familia durante el 2019 dividido entre todos los integrantes sea de 4.937,40 euros, a los 0 puntos cuando esta cantidad es de más de 9.874,80 €. Las circunstancias  familiares tienen en cuenta los niños acogidos (1 punto), cada persona de la unidad familiar con discapacidad de más de un 33% (2 puntos), familia numerosa general (1 punto), familia numerosa especial (2 puntos) y familia monoparental (2 puntos). Las condiciones sociofamiliares desfavorables tienen que estar valoradas por el consell escolar del centro: Desatención/maltrato (máximo 1 punto), riesgo (máximo 1 punto),dificultades en la atención por motivos de disponibilidad del padre, la madre o los tutores (máximo 2 puntos), beneficiarios de rentas mínimas de inserción, renta social garantizada y otros similares existentes en el momento de la solicitud (5 puntos) y situación laboral transitoria.

La cuantía de las ayudas se ha calculado a partir del precio medio del coste anual de los comedores que gestiona la Conselleria de Educación, Universidad e Investigación y se tiene que tener en cuenta que en ningún caso la cuantía de la ayuda puede ser superior al coste del servicio de comedor.

En caso que por  circunstancias sobrevenidas se suspendan las clases y el servicio de comedor, el centro tiene que transferir la cuantía diaria pertinente de los días de suspensión del servicio a la cuenta bancaria facilitada por la familia.

Los alumnos de incorporación tardía tienen que percibir una cantidad proporcional en el periodo en que habrán sido matriculados.

Facebook Twitter Email

Escribe un comentario

(*OPINA Y COMENTA SIEMPRE DESDE EL RESPETO. SIN INSULTOS, OFENSAS, DESCALIFICACIONES PERSONALES Y/O INJURIAS. WWW.DIARIODECALVIA.COM SE RESERVA EL DERECHO A NO PUBLICAR COMENTARIOS INAPROPIADOS, CONTRARIOS A LAS LEYES O LESIVOS. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *