Treinta burros reeducados para la prevención de incendios forestales en Mallorca

septiembre 18, 2013

La finca pública Galatzó, en el municipio de Calvià, ha acogido este miércoles la presentación de un convenio de colaboración muy peculiar. El Ibanat y la Fundación Natura Parc han llegado a un acuerdo para el uso de pastoreo intensivo con burros para mantener limpios los bosques y prevenir así los incendios forestales.

El convenio prevé actuaciones de prevención y limpieza forestal en varias zonas del Paraje Natural de la Serra de Tramuntana, como la finca Galatzó, y del Parque natural de Levante, mediante ganado equino que se ha encontrado abandonado y que ha sido recuperado por la Fundación Natura Parc.

Según los responsables, el espíritu del convenio es utilizar a los animales en tareas de prevención de incendios, una manera tradicional de mantener limpios los bosques, por supuesto, como complemento a otras actuaciones que se están llevando a cabo.

Animales recuperados y reeducados

Los animales, que en algunos casos habían sufrido maltratos, han sido reeducados para volver a ser productivos y adaptarse al nuevo medio que habitarán, donde principalmente se alimentarán a base de carrizo. Además, se ha llevado a cabo un control veterinario de estos animales, y han sido identificados con microchips y, a dos de ellos, se les ha instalado un dispositivo de localización vía satélite (GPS) para controlar en todo momento su situación.

Inicialmente, el proyecto cuenta con una población de hasta 30 asnos, que pacerán en las zonas forestales que el Ibanat considere más oportuno, en función de la vegetación existente. Actualmente, en la finca pública Galatzó hay 17 asnos y su principal objetivo es consumir vegetación para reducir la carga de combustible vegetal, además de construir fajas de seguridad que permitan minimizar el riesgo de propagación de un posible incendio forestal y de facilitar el acceso rápido y efectivo de los medios de extinción terrestres.

Inversión y medios disponibles

El convenio cuenta con una inversión de 110.000 euros y supone la creación de dos puestos de trabajo. Por una parte, un biólogo que coordinará el proyecto y estudiará la evolución de los animales y del entorno natural y, por otra, un técnico de mantenimiento que dará apoyo material al proyecto. Además, en cuanto a medios técnicos, el proyecto cuenta con maquinaria forestal, material de transporte de animales y un sistema de suministro de agua mediante bebederos. El convenio tiene una vigencia de un año, con posibilidad de prorrogarse de mutuo acuerdo por anualidades hasta un máximo de cinco.

El uso de equinos para hacer fajas contra incendios forestales no es nuevo en la isla, pues viene haciéndose desde el año 2005 y ya se ha actuado sobre una superficie de 254,8 hectáreas de Mallorca, principalmente en la zona de Artà.

Facebook Twitter Email

Escribe un comentario

(*OPINA Y COMENTA SIEMPRE DESDE EL RESPETO. SIN INSULTOS, OFENSAS, DESCALIFICACIONES PERSONALES Y/O INJURIAS. WWW.DIARIODECALVIA.COM SE RESERVA EL DERECHO A NO PUBLICAR COMENTARIOS INAPROPIADOS, CONTRARIOS A LAS LEYES O LESIVOS. )

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *